Fecha: noviembre 21, 2017, 10:29:21 am.
public
Noticias

Recuerda!!! comentar y agradecer es alentar a los colaboradores de esta gran comunidad a mejorar el contenido generando una mejor comunidad android

Autor Tema: Kodak Ektra, análisis: así­ es como Kodak quiere resucitar como fabricante de cel  (Leído 267 veces)

Desconectado ensarman

  • *****
    • Ver Perfil
    • supranet


Tras un primer intento con el Kodak IM5 que se quedó casi en eso, un intento, Kodak vuelve a meterse en un terreno que no es el suyo para lanzar al mercado un teléfono que alude a la nostalgia de las mí­ticas cámaras telemétricas de la compañí­a estadounidense, fabricadas en 1941. El Kodak Ektra se ha empezado a comercializar en Europa el pasado mes de diciembre y nosotros hemos tenido la oportunidad de probarlo y comprobar si en esta ocasión Kodak ha conseguido el móvil-cámara definitivo.

Aunque de las Kodak Ektra este terminal no hereda el visor con telémetro, sí­ que emula el diseño retro de éstas con una parte trasera recubierta en cuero sintético perforado justo donde se ubica la lente, la caracterí­stica que más nos impacta al ver este teléfono por primera vez. Digamos que el Ektra es otro de estos teléfonos con joroba que parecen casi cámaras compactas con un móvil pegado delante. Pero, ¿realmente el Kodak Ektra se desmarca en equipo fotográfico frente a otros terminales del mercado? ¿compensa una lente tan prominente?


Vamos a ver a continuación cómo se ha desenvuelto el nuevo Kodak Ektra en nuestras pruebas tanto de rendimiento como fotográficas pero, antes de meternos de lleno en ello, veamos cuáles son las caracterí­sticas técnicas principales de este smartphone en la siguiente tabla.



Diseño retro pero tampoco era necesario



Cómo decí­amos, el cuerpo del Kodak Ektra destaca por su similitud a las cámaras de las que hereda el nombre, con un acabado retro pero no demasiado exagerado. Con una dimensiones de 147.80 x 73.35 x 9.69 milí­metros y 163 gramos de peso, es realmente cómodo al uso salvo por la prominencia de la lente que nos obliga a transportar el teléfono en una funda protectora especí­fica para él, pues con tan solo apoyarlo en cualquier superficie podemos notar cómo se araña.

Cita
La prominencia de la lente que nos obliga a transportar el teléfono en una funda protectora

Los conectores en este teléfono están ubicados como en la mayorí­a de dispositivos Android. En la parte inferior nos encontramos con la entrada microUSB para la carga y transferencia de datos a otros dispositivos, y en la parte superior el conector de auriculares de 35 mm. En el lateral derecho tenemos cuatro botones fí­sicos, dos para el control del volumen, otro de bloqueo y uno especí­fico para el disparador de la cámara, y en el lateral izquierdo la ranura para SIM y MicroSD.



El resto del diseño no tiene nada sustancialmente digno de remarcar. Bueno sí­, que quizás para ser un teléfono por encima de 400 euros se siente demasiado barato, digamos como "plasticoso" y con un peso quizás demasiado liviano que hace algo incómoda su manipulación como cámara (no así­ como smartphone). En rasgos generales el diseño y las calidades de este teléfono nos dejan con bastante desconcierto ya que podrí­amos decir que cumple con creces si se tratase de un simple gama media al uso.

Cita
Cumplirí­a con creces si se tratase de un simple gama media al uso

Pantalla comedida pero funcional

La pantalla de este smartphone deberí­a hacer las veces de visor, y por lo tanto, ofrecernos una reproducción de color y nitidez a la altura. Este panel LCD de 5 pulgadas cuenta con una resolución FullHD (1.920 x 1080) con 441 ppp que rinde como cámara para smartphone, pero necesita ser mucho mejor en este caso, ya que para poder fotografiar deberí­a ser menos sensible a los reflejos. Además de esto, el brillo se queda bastante escueto (700 nits) y con luz solar directa se complica bastante hacer fotografí­as.





En este caso Kodak deberí­a haber apostado por tecnologí­a OLED o algo mí­nimamente superior a una pantalla cuyos ajustes no van más allá del brillo básico de cualquier Android. No olvidemos que para un teléfono normal quizás no pondrí­amos tantas pegas, pero si hablamos de calidad fotográfica tenemos que comparar lo ofrecido con lo prometido en ese punto.

Bajo la pantalla encontramos los botones capacitativos de retroceso, home y aplicaciones recientes que responden realmente bien. En la parte superior de la pantalla nos topamos con uno de los altavoces integrado en este teléfono, que tampoco destaca por su calidad de audio, aunque sí­ podemos asegurar que mejora notablemente con el uso de auriculares.



El rendimiento justo

Por el momento el diseño nos deja algo indiferentes y aunque sabemos que Kodak ha puesto la carne en el asador para cumplir con la función fotográfica en este teléfono, no debemos olvidarnos de que al fin y al cabo es eso, un teléfono, por lo que el rendimiento es un punto más que debemos tener en cuenta si analizamos este dispositivo como lo que es y no como una cámara.

En las tripas de este teléfono la compañí­a estadounidense ha decidido colocar un chipset de diez núcleos, el Helio X20. Al hablar de diez núcleos puede parecer que hablamos de la potencia máxima entre las potencias pero hay que tener claro que más no siempre es sinónimo de mejor y en el caso de los procesadores y sus núcleos esta premisa es primordial, pues de nada nos sirven tantos núcleos si la mayorí­a de ellos están diseñados para trabajos de baja potencia. En este caso concretamente econtramos dos de alto rendimiento ARM Cortex-A72 64 bits ARM Cortex-A72 y ocho de baja potencia Cortex-A53



Entonces ¿por qué Kodak ha elegido este procesador y no otro? Probablemente porque una de las posibilidades de este procesador, que además va acompañado por una GPU Mali T880 MP4 a 700 MHz, es la gestión de cámaras de hasta 32 megapí­xeles o ví­deo 4K con profundidad de color de 10 bits

Pero volviendo al rendimiento per se, las conclusiones son claras: el teléfono rinde en lo básico pero no está diseñado para un uso exhaustivo pues en el momento en que tenemos varias aplicaciones en segundo plano o ejecutamos juegos que exigen bastantes recursos como "Asphalt 8", el teléfono sufre y se nota cómo le cuesta el paso entre apps e incluso se cuelgan y cierran inesperadamente.



Con los resultados que podemos ver de los test realizados está claro que, pese a que es un terminal que no se queda en mala posición, no está indicado para darle un uso moderado más allá de aplicaciones básicas pero como decimos, el leitmotiv de este smartphone es la fotografí­a, apartado que veremos más adelante.

La baterí­a cumple hasta que haces fotos



La baterí­a de este teléfono es de 3.000 mAh con posibilidad de carga rápida. No está mal, y realmente aguanta con uso moderado hasta un dí­a completo, eso sí­, sin ir más allá de redes sociales, mensajerí­a instantánea y alguna que otra llamada. Todo por aquí­ bien hasta que empiezas a hacer fotos (sin ni siquiera utilizar flash) y la baterí­a, comenzando desde carga completa, se va evaporando como un cubo de hielo en el desierto.

Una de las causas de tanto consumo de energí­a se encuentra en lo lento del procesado de imagen y eso se nota en todos los recursos que el teléfono necesita consumir, entre ellos claro está, la baterí­a. Concretamente en el momento que sacamos el teléfono a hacer lo propio, o sea fotos, la baterí­a se nos agotó en poco más de dos horas. En cuanto a modos de ahorro de energí­a el teléfono cuenta con modos de ahorro y optimización, pero al activarlos la pantalla baja aún más el brillo, algo que no es recomendable para el uso fotográfico.



En este caso, la pantalla es también -tal y como podemos ver en la curva anterior- una de las porciones de hardware que más energí­a consume en el terminal, ya que es necesario mantenerla al máximo de brillo para poder darle el uso correcto.

Android a pelo

Con una memoria interna de 32 GB (de los cuales tenemos disponibles 28), el Kodak Ektra cuenta con la versión de Android 6.0.1 sin ningún tipo de añadido más que cuatro aplicaciones propias como la de Super-8, la galerí­a de fotos y otras dos que realmente son enlaces directos a la tienda de Kodak.



Sin duda, la mejor innovación de este Kodak Ektra haya sido la inclusión del software de edición Snapseed, que además, está integrado perfectamente y desde él podemos compartir las fotografí­as directamente por mensajerí­a instantánea, mail o en redes sociales.

Por lo demás, no encontramos más aplicaciones preinstaladas de serie salvo el conjunto de Google, una grabadora de audio, el reproductor de música y el gestor de archivos OfficeSuite Pro 7, algo que para algunos será positivo ya que algunos fabricantes se ceban metiendo una cantidad exagerada de aplicaciones de serie.

No hací­a falta tanta lente

Comenzamos con lo que deberí­a ser no solo el punto fuerte en este Android, sino lo que promete le deberí­a distinguir del resto de terminales del mercado. Podrí­amos pensar que una lente de tamaño tan prominente con apertura f/2.0 nos regalarí­a un sensor que como mí­nimo estarí­a a la altura del que nos encontramos en compactas avanzadas como la Panasonic Lumix CM1 pero desafortunadamente no dista demasiado del que encontramos en el Motorola Moto X Play.



Digamos que, en resumidas cuentas, es una cámara con un sensor Sony IMX230 de 21 megapí­xeles con doble flash LED sin demasiadas pegas pero nada más. Algunos detalles están muy cuidados, como el dial de modos que nos traslada mediante retroalimentación háptica a las cámaras analógicas y también la integración de aplicaciones propias como la que emula el formato Super-8.

En este móvil encontramos demasiadas veces aquello del una de cal y otra de arena. Por ejemplo, el sistema de estabilización óptica de 6 ejes nos permite grabar sin miedo a que nos falle el pulso pero por otro lado, el sistema de auto enfoque pese a ser por detección de fase es bastante lento, tanto que incluso puede hacernos perder los nervios, así­ que no esperes poder capturar momentos impredecibles porque para cuando el sensor haya querido enfocar ya habrán pasado de sobra.



Entre los modos de disparo de este teléfono encontramos el automático, el manual con -casi- todos los ajustes de una DSLR (velocidad de obturación, sensibilidad ISO, balance de blancos y demás), un modo noche, otro retrato, deportes, panorámica, HDR y por supuesto, el tan requerido en los últimos tiempos efecto bokeh.



Claramente no podemos esperar un efecto bokeh como el de una cámara fotográfica, pues este desenfoque selectivo se produce a través de software por lo que en más de una ocasión veremos cómo reconoce mal los perfiles de los objetos dando unos resultados bastante malos, por no hablar de lo lento que puede llegar a ser el procesado (hasta 10 segundos). No siempre lo procesa mal pero sí­ que en fondos demasiado concurridos se vuelve loco como podemos ver a continuación.



En condiciones lumí­nicas óptimas y luz natural responde muy bien, incluso el modo noche no produce demasiado ruido aún disparando a sensibilidades ISO bajas siempre y cuando haya algo de luz artificial. Si disparamos a mucha oscuridad el ruido se hace muy perceptible.







Para la edición de las fotos Kodak ha incluido directamente en este terminal el que para nosotros es sin duda uno de los mejores editores fotográficos para Android (y iOS) que podemos encontrar actualmente, Snapseed. aunque también incluye un editor propio bastante básico y con una interfaz algo anticuada.

Hablando de editores, hablábamos antes de la aplicación de formato Super-8 que, aunque poco útil, puede hacer palpitar el corazón de los más nostálgicos con su interfaz retro y los modos de "revelado", que al fin y al cabo no son más que filtros que imitan los resultados del ektachrome 100 D o el 64T entre otros.



La cámara frontal se queda en 13 megapí­xeles y apertura f/2.2, una resolución que no está nada mal para una cámara de selfies pero se olvida de otros detalles importantes para estos menesteres, ya que por ejemplo no cuenta con flash LED ni tampoco modos de belleza o cualquier otra caracterí­stica que refuerce más allá de los megapí­xeles.

Cita
Es una pena que Kodak haya centrado tanto sus esfuerzos en traer la nostalgia y el diseño pero no en ofrecer realmente un equipo fotográfico con el que poder destacar y redimir el error que cometió con el IM5

Es una pena que Kodak haya centrado tanto sus esfuerzos en traer la nostalgia y el diseño pero no en ofrecer realmente un equipo fotográfico con el que poder destacar y redimir el error que cometió con el IM5, pero desafortunadamente no podemos hablar de una cámara que supere a terminales que están actualmente en el mercado como el Galaxy S7 o el iPhone 7 Plus.

La opinión de Xataka Móvil

Tras probar el Kodak Ektra nos hemos quedado con un sabor de boca bastante agridulce. Esperábamos que el teléfono fuera a destacar por lo que su fabricante sabe hacer mejor, pero desde luego la cámara no es mejor que la que podemos encontrar en un gama media de 400 euros.

El teléfono es caro para lo que nos aporta, ya que cámara aparte, no es más que un gama media bastante comedido del que no tenemos demasiado que recalcar salvo el llamamiento a la nostalgia elegido por Kodak para el diseño y algunas de las aplicaciones de edición integradas.

Cita
Cámara aparte, no es más que un gama media bastante comedido del que no tenemos demasiado que recalcar salvo el llamamiento a la nostalgia

Si bien es de agradecer el material elegido pues refuerza la seguridad a la hora de tomar fotos, aunque la empuñadura con la que cuenta precisamente con este fin no resulta ser del todo cómoda. La pantalla, aunque mejorable, hace su función y la variedad de modos de disparo puede hacer las delicias de los aficionados a la fotografí­a.


Quizás lo que menos nos ha gustado es la autonomí­a, puesto que un teléfono que presume de cámara fotográfica deberí­a permitirnos un uso mucho más exhaustivo en esta materia, sin embargo el Kodak Extra nos abandonó apenas dos horas después de ponernos a hacer fotos con él.

Quizás este segundo intento menos fallido que el anterior -pero tampoco mucho más exitoso- deberí­a hacerle a Kodak replantearse dos veces el salir de su lí­nea de negocio habitual salvo que puedan ofrecer al mercado algo que realmente pueda destacar entre tanta oferta fotográfica.

Gracias a: https://www.xatakamovil.com/xatakamovil/kodak-ektra-analisis
« Última Modificación: marzo 24, 2017, 10:05:14 am por ensarman »
La mente que se abre a una nueva idea, jamas regresa a su estado original